¿Te estresas al llegar a casa? Ojo con tu decoración

¿Te estresas al llegar a casa? Ojo con tu decoración

Si sientes que estás tranquila y relajada hasta el momento en que cruzas la puerta de tu casa, estamos ante dos posibilidades: tienes niños tremendos o problemas de decoración. Sí, aunque no lo sientas o te parezca una extraña razón, existen elementos en nuestra decoración que podrían estar atentando contra nuestro bienestar.

Es importante reconocer las posibles causas de ese estrés y buscarle la solución, para que la idea de regresar a casa no se convierta en un tormento y vuelvas a sentirte plena en tu hogar.

El desorden

De acuerdo a un estudio del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton el desorden en el hogar causa estrés.

Sabemos que no es parte de tu decoración, pero si por norma (o más bien, falta de leyes) los juguetes de los pequeños tienen un puesto casi fijo en el piso de la sala, podrían sentirse como parte de ella. Esto debe cambiar, sean juguetes, sillas, libros, ropa, todo debe estar en su justo lugar, para que al llegar a casa la sola idea del desorden -o de tener que arreglarlo- no te cause dolores de cabeza.

Los colores

El estudio universitario también explicó que los colores en las paredes son igualmente determinantes, por cuanto un azul en las paredes del cuarto puede relajarte, pero si lo empleas en otras habitaciones (como la sala) podría no tener el mismo efecto positivo, ya que sus “propiedades” tranquilizadoras más bien podrían restarte energías en plena faena diaria.

Igualmente, es importante tener buena iluminación; al contrario del cuarto que quizá quieras tenerlo lo más oscuro posible para dormir bien, en una sala o cocina no puedes tener por ejemplo cortinas negras, porque entonces mientras cocinas la luz tenue te dirá que es hora de dormir.

Add comment

Facebook IconTwitter IconVisita nuestro perfil de InstagramVisita nuestro perfil de Instagram